1 Comentario

LA MOVILIDAD INSOSTENIBLE

Llega septiembre y la actividad a las calles de Elche; los niños vuelven a los colegios, los padres a sus trabajos y abren las persianas de los establecimientos tras las merecidas vacaciones. Los ilicitanos se van a encontrar un renovado paisaje urbano repleto de carriles bici y con calzadas y aceras reducidas para combinar su espacio con la nueva movilidad, en teoría, más sostenible y limpia. He seguido con atención el desarrollo de los cambios en las calles Pedro Juan Perpiñán, Avenida de Alicante y Marino Soler Olmos principalmente y estoy convencido de que se avecinan oscuros nubarrones en la movilidad urbana ilicitana.

Debo dejar patente que servidor es un asiduo usuario de la bicicleta como medio de desplazamiento y un férreo defensor de su uso como transporte alternativo, y sólo por esa razón me incomoda profundamente no poder aportar mi opinión so pena de ser tachado de retrógrado, anti sostenible o ultra. Elche no es Sevilla o Zaragoza, el casco urbano no está diseñado para segregar carriles bici dentro de él, y máxime cuando la velocidad en las almendras centrales se va a limitar a 30 km hora por directrices europeas, lo que hace perfectamente compatible el uso de patines, bicicletas y vehículos por la misma calzada. Pretender introducir los carriles con calzador va a generar más atascos y por ende más contaminación. Los carriles bici deben implementarse en las zonas nuevas de la ciudad, en las grandes avenidas y principalmente en las vías interurbanas para que los ilicitanos puedan ir en bici a la playa, a Torrellano o a trabajar a los polígonos. Si la concejala del área, Esther Díez de Compromís, tuviera amplitud de miras y escuchara a todos los agentes implicados no se jactaría de haber reducido el tráfico en determinadas arterias cuando lo que ha hecho es desplazarlo a otras. Claro que todos queremos contaminar menos y apostar por vehículos más sostenibles pero su implementación hay que hacerla con equilibrio progresivo y sobre todo, apostando por un transporte público más eficiente que dé alternativas de movilidad a los ilicitanos, lo que tenemos en la actualidad es una criminalización del coche (los eléctricos y autobuses urbanos también) y un caos circulatorio inminente.

Vertebrar y conectar completamente todo nuestro territorio a través de carrilles bici es imposible y crear segmentos que no conducen a ninguna parte, como hacer 100 metros en José María Buck, es restar inútilmente plazas de aparcamiento, entorpecer el tráfico y es hasta peligroso para el ciclista a la hora de reincoporarse a la vía. Además, el diseño de los carriles con bordillos y por la mediana de las calles ya ha generado accidentes en Benidorm o en Valencia y los ciclistas preferimos ir con el sentido del tráfico para sentirnos más seguros. Yo quiero poder desplazarme completamente de un punto a otro en bicicleta por Elche y su término municipal y eso no se logra con pequeños tramos de carriles bici sino con algo más que eso. Si pretendemos que la gente opte por la bicicleta en lugar de coger el coche sólo se puede conseguir a través de la concienciación para la convivencia entre bicicletas y vehículos motorizados en la ciudad, que es cada día mayor, y una limpieza y adecuación de arcenes en nuestro término municipal. Pero la realidad es que, si bien la educación cívica ha hecho posible esa convivencia, la parte política no ha hecho adecuadamente sus deberes o no ha sabido entender el mensaje. A día de hoy en Elche no se puede ir con seguridad en bici a ningún punto de nuestro término municipal, ni a Alicante, ni a las playas ni a las pedanias… Carreteras sin arcén, tramos cortados, zonas peligrosas… Sirva como ejemplo el ir a la playa de Los Arenales del Sol en bicicleta, algo que dada la orografía, la distancia y el clima benigno que nos acompaña debería ser sencillo. Pues bien, tras décadas de clamor popular no hay forma alguna de que el Ayuntamiento haga un arcén en esa carretera de titularidad municipal, por lo cual el peligro para el ciclista es evidente. Ahí es donde la concejala tendría que invertir ese dinero.

Ignoro si la concejala Esther Díez se ha desplazado alguna vez en bicicleta a la playa o a las pedanías, pero le recomiendo encarecidamente que tenga la experiencia completa en lugar de circular unos metros, cámara en mano, por la avenida del Ferrocarril.

 

CARLOS SAN JOSÉ ALONSO

Presidente de CONTIGO Elche

 

 

Super 8
También te puede interesar

El Consistorio Digital no se responsabiliza del contenido de los artículos remitidos o de opinión, siendo cada autor responsable de sus propias creaciones.

Noticias similares

1 Comentario. Dejar nuevo

  • Estoy de acuerdo en el fondo del comentario, en que hay que mejorar el transporte público y la conectividad para poder desplazarse en bici por el término municipal.
    Tampoco soy experta en carriles bici, pero los he visto de muchos tipos cuando viajo.
    Entiendo que estos carriles que se, están construyendo en Elche son una primera fase de un plan de movilidad, véase el plan en la web del ayuntamiento, y que Roma no se construyó en un día.
    Quiero creer que los gobiernos municipales que vengan seguirán esta senda, sean del color que sean, porque no nos queda otra que reducir el uso del coche dentro de las ciudades.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.