SIN TURISMO NO HAY PARAISO

 

CARLOS SAN JOSÉ ALONSO

 Presidente de CONTIGO Elche

 

 

Arranca esta semana en Madrid una nueva edición de la Feria Internacional del Turismo (FITUR), con la presencia de casi siete mil empresas, un centenar países y todas las comunidades nacionales y que pretende erigirse en el acelerador de la actividad turística, aunque el sector y la lógica apuntan que la recuperación de los niveles prepandemia no se verá hasta 2023. En cifras globales veremos cerca de sesenta mil metros cuadrados con ofertas gastronómicas, culturales, de playa, montaña, interior y un interminable elenco de posibilidades para seducir a los agentes del sector.

La Comunitat Valenciana participa en Fitur 2022 con un stand de dos mil metros cuadrados donde se ubicarán las zonas de exposición de las seis marcas turísticas de la Comunitat: Turismo Costa Blanca, Visit Benidorm, València Turisme, Castellón Mediterráneo, Visit Valencia y Turismo de Alicante y donde un año más, Elche parece que seguirá sin ser marca turística relevante para la Generalitat, aunque en honor a la verdad, este año desde Valencia se hará un guiño a nuestro municipio celebrando de forma especial el 125 aniversario del hallazgo de la Dama de Elche con un espacio diferenciado. 

La mayoría de ilicitanos conocemos las bondades de nuestro municipio y somos embajadores orgullosos de todos sus elementos diferenciadores, pero parece no ser suficiente reclamo para que el Ayuntamiento y la Generalitat Valenciana se den cuenta de que Elche es un diamante en bruto que conviene desarrollar turísticamente para generar riqueza, trabajo y prestigio internacional. El único municipio con tres patrimonios UNESCO, nueve kms de playas vírgenes, parques naturales, espectáculos pirotécnicos de interés nacional, yacimientos arqueológicos, gastronomía, cultura y ocio insuperables, tiene en sus políticas erráticas, ajenas a la potencialidad e insensibles con el desarrollo local, el mayor freno a su expansión comercial y turística y limitan año tras año sus posibilidades de crecimiento. Tenemos el enemigo en casa; desde la administración local se destruyen hoteles en lugar de potenciarlos, se ignoran los servicios y accesos en playas y en pedanías costeras, se dejan de dinamizar sus patrimonios con circuitos y actividades relacionadas, no se facilita el acceso ni la estancia al turista, ni hay una oferta heterogénea atractiva para el visitante; y por supuesto, desde la administración autonómica se vive cómodamente con esa postura sumisa y dócil del Ayuntamiento ilicitano que no exige ni alza la voz para reclamar colaboración y presencia en la política institucional de promoción turística.

La celebración del hallazgo de la Dama en FITUR no supondrá más que un elemento estático y cultural sin trascendencia de negocio para la ciudad. Elche necesita consolidar un stand propio en FITUR y un espacio de promoción donde vender nuestras muchas virtudes y cerrar acuerdos de negocio con los tour-operadores, pero esta edición de FITUR volveremos a perder nuevamente una oportunidad de oro y seguiremos viendo como nuestra Consellería apuesta por otras marcas y municipios ignorando la nuestra, como hace también con las comunicaciones y con otros muchos aspectos que hacen que en Valencia piensen que Elche sigue siendo una localidad alicantina del sur. Nuestro municipio debe ser el único de España donde el cien por cien de los turistas que entran en su aeropuerto se van a otras localidades, ¿por qué será?

 

Super 8
También te puede interesar
Tags: Opinión

El Consistorio Digital no se responsabiliza del contenido de los artículos remitidos o de opinión, siendo cada autor responsable de sus propias creaciones.

Noticias similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.