Las rebajas de verano, que tradicionalmente comienzan el 1 de julio

 

Así, ante la existencia de diferentes precios en tiendas físicas y online dentro de un mismo establecimiento comercial ACUSVAL señala que si en las ofertas online no se especifica que solo son válidas para ese tipo de compras, se puede exigir el mismo precio en la tienda física.

La Asociación de Consumidores subraya, además, que durante las rebajas, las condiciones de venta han de ser las mismas que durante el resto del año, y que lo único que puede variar es el precio y que los artículos promocionados en rebajas no han podido ser adquiridos expresamente para este periodo, sino que deben formar parte de la oferta habitual de la tienda.

Los productos con taras o defectos, por pequeños que sean, deben estar señalizados para no inducir a error

El consumidor tiene derecho a conocer el precio antiguo del artículo, que debe figurar en la etiqueta junto con el nuevo ya rebajado; o bien el porcentaje de rebaja sobre dicho precio, para que el comprador pueda apreciar la cuantía de la rebaja.

La fecha en la que comienzan y finalizan las rebajas, según las previsiones del comerciante, deben estar asimismo expuestas a la vista del público

Si se admiten tarjetas de crédito el consumidor debe saber antes de pagar en qué condiciones (por ejemplo, si hay un importe mínimo para su uso). Si el comerciante no admite este tipo de pago en rebajas debe colocar un cartel advirtiendo de esta circunstancia.

Los consumidores también deben saber que si el producto está en perfecto estado, el establecimiento no está obligado a cambiarlo (salvo si así lo anuncia o publicita expresamente), aunque la mayoría de los comercios lo hacen, por política comercial. En cualquier caso, no tienen porqué devolver el dinero pudiendo cambiarlo también por otro artículo o un vale.

Para las compras online, el consumidor está especialmente protegido, ya que tiene 14 días naturales para devolver su compra si no le convence, siendo aconsejable que se informe, antes de comprar, de los posibles gastos de devolución.

ACUSVAL recuerda que el consumidor debe exigir siempre la factura o ticket de compra, cuya entrega es obligatoria, ya que constituye el comprobante en caso de reclamación o devolución.

La garantía, debidamente cumplimentada, en la compra de bienes de naturaleza duradera como electrodomésticos, aparatos radiofónicos, ordenadores, etc sigue siendo la misma que en el resto del año.

La Asociación de Consumidores recomienda salir a comprar con una lista lo más cerrada posible, ajustada a las posibilidades económicas reales, evitar caer en el consumo compulsivo y si se tiene algún problema o se cree que se están incumpliendo sus derechos, se reclame a través de una Hoja de Reclamaciones, en la OMIC o con el asesoramiento de las asociaciones.

Por último, ACUSVAL aconseja apoyar al comercio de proximidad para impulsar las economías y el trabajo locales y reducir el impacto ecológico de los traslados en coche hacia las grandes superficies comerciales.

También te puede interesar
Tags: , , ,

El Consistorio Digital no se responsabiliza del contenido de los artículos remitidos o de opinión, siendo cada autor responsable de sus propias creaciones.

Noticias similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú