No hay comentarios

Del miedo a la verdad.

El miedo a la verdad es un mecanismo de protección de nuestro cerebro frente a ciertas alarmas psicosociales. Quien tiene miedo a la verdad puede ignorarla y ocultarla hasta el olvido como un perfecto sistema de ajuste a una determinada condición personal potencialmente amenazante o ambigua.

Aunque presumamos de ser objetivos e independientes, nuestro cerebro tiene tendencia a calificar como verdadero todo lo que nos resulta familiar. Por esta razón, cuando lo que escuchamos está enmarcado en nuestro sistema de valores o creencias, tendemos a afirmar que es cierto.

Creemos que algo es verdadero, sin serlo, y no solo llegamos a creerlo, también lo defendemos como verdad absoluta cerrando cualquier posibilidad a considerar que sea falso. Aunque la mayoría de las veces esas ideas que defendemos ciegamente, o bien ni siquiera son nuestras, pertenecen a otras personas que influyen en nosotros, o bien nos las han impuesto.

No conformarse, buscar la verdad, poner en duda nuestras creencias, querer ver más allá y contrastar lo que vemos y oímos es laborioso y, a veces, agotador; incluso puede ser decepcionante por no coincidir con aquello que creemos ciegamente. Sacar nuestras propias conclusiones nos hace libres, felices, inteligentes y difíciles de manipular.

No dejemos que nos dominen el miedo y aquellos que lo difunden en provecho propio. Filosofar, y atreverse a pensar en un mundo deshabitándolo de lo peligroso, de lo extraño y de lo alienante, es la condición necesaria, y hasta suficiente, para transformarlo.

Porque para derrotar a aquellos que mienten hay que decir la verdad “aunque esta haga ruido”

 

Comprar

También te puede interesar
Tags: Opinión

El Consistorio Digital no se responsabiliza del contenido de los artículos remitidos o de opinión, siendo cada autor responsable de sus propias creaciones.

Noticias similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.