No hay comentarios

Muñecas del “Café de las Monjas” elaborando Mazapán

Las monjas y Toledo ya se preparan para surtir de nuestro mazapán artesano a todo el mundo, e incluso las “muñecas” ya trabajan sin parar…
Pulsar en las fotografías para verlas bien

Os muestro estas muñecas de “El Café de las Monjas” que  es una deliciosa cafetería que llama la atención por su original escaparate donde podemos ver unas monjitas elaborando el popular mazapán toledano, podéis ver más en el blog. Su situación es perfecta para verlo y observarlo ya que está en plena calle de Santo Tomé. Concretamente en el nº2, muy cerca de la Parroquia de Santo Tomé, donde se encuentra el cuadro de El Greco, “El entierro del Conde de Orgaz”.

Pero yo quiero hacer extensivas estas fotos como agradecimiento a todas esas monjas que elaboran el verdadero mazapán toledano artesano, muchas lo están pasando mal y más desde que irrumpió en nuestras vidas el maldito corona virus, así que a través de estas fotos quiero mandar mi ánimo y fuerza a estas monjas que tan mal lo han pasado y pasan… y es que una de sus pocas fuentes de ingreso era la venta de mazapán y al bajar el turismo…

Y recordad que se puede comprar mazapán todo el año, no solo en las fiestas navideñas.

En esta pastelería que os muestro en las fotos venden mazapán de conventos cercanos elaborado de forma artesanal. Aunque también se puede disfrutar de un chocolate con churros de toda la vida. También unos bombones deliciosos.

También se puede tomar un café o té, y otros exquisitos productos realizados artesanalmente, tanto dulces como salados, por lo que es un tentempié que nos vendrá estupendamente para poder continuar admirando Toledo.

Los escaparates como veis están realizados de una forma elegante, muy bonita, divertida, en la que se refleja el trabajo de las monjas para realizar los artículos que luego se pueden degustar.

Pero bueno, que parece que estoy haciendo publicidad y yo no gano nada, ni siquiera un café… solo pretendo acercar Toledo y dar a conocer cosas que a veces pasan desapercibidas.

Y por supuesto homenajear a todas esas monjas que artesanalmente hacen nuestra vida más dulce y que lo están pasando regular… es una manera de nombrar a todas sin decir unas mejores que otras…

Un Café de las Monjas que pertenece a los Chirones, que se dice que serán los propietarios del hotel que van a hacer al lado del rio (espero que no)…

Unas muñecas que comenzaron con las muñecas de amigos, (Gracias Pierre, ya que las muñecas de su hermana fueron los primeros) y luego ellos fueron ampliando. La madre de la familia, Sagrario, tenía mucha relación con el cercano Convento de San Antonio y estas monjas les hicieron los hábitos a las muñecas…

Por cierto que el mazapán que venden procede de otro convento, concretamente del que está al lado del cementerio de Toledo,  concretamente se llama Convento de Jesús y María, y su dirección es en las afueras de Toledo, concretamente en la Avenida de Francia número 5, como os digo al lado del cementerio…

Un reportaje fotográfico de Joseherfer

Facebook

El Consistorio Digital no se responsabiliza del contenido de los artículos remitidos o de opinión, siendo cada autor responsable de sus propias creaciones.

Narro la partida, el exilio forzoso, cuando se deja todo sin mirar atrás buscando un mejor porvenir para tu familia, incluso para uno mismo. Y las cosas que pasan, algunas tremendas, hasta alcanzar la meta deseada, después de pasar experiencias que seguro les hubiera gustado no vivir.

Una historia de sentimientos, recuerdos y superación con el mar como trasfondo, donde el liderazgo y el compañerismo son imprescindibles entre sus protagonistas.

También te puede interesar

Noticias similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.